Los discos redondos

Todos los discos son redondos, pero muy pocos los puedes escuchar una y otra vez sin cansarte nunca de ellos.

En la sociedad posmoderna la gente consume los contenidos culturales con un ansia devoradora. Es de lo más habitual ver a alguien que no espera a que la canción que está escuchando se termine para pasar a la siguiente. Incluso muchas discotecas ponen versiones más cortas de los hits del momento para combatir la impaciencia de sus clientes.

El CD además de venderse cada vez menos también está desapareciendo como unidad musical. Muchos se descargan canciones sueltas legal o ilegalmente, motivo por el que los discos de los artistas tan sólo tienen un par de temas salvables rodeados de mierda para rellenar. Lejos han quedado aquellos tiempos en los que un consumidor estándar de música tenía 4 o 5 vinilos que dejaba sonar de cabo a rabo.

Pero aún existen discos que reúnen un grupo de canciones con una calidad y una coherencia que permite disfrutarlos en su totalidad.

Con ese objetivo se ha creado este blog, para difundir estas obras de arte y que los melómanos no tengan que renunciar a la forma tradicional de escuchar música. En cada entrada se publicarán dos discos, uno más o menos actual y otro de hace algunos años. En cuanto a los estilos musicales se tratará de hacer una selección ecléctica. Discos redondos para personas no cuadriculadas.

Anuncios

Un pensamiento en “Los discos redondos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s